Chistes verdes













Un tío entra en un bar y ve a un mono sentado en la barra.
- Oiga, ¿y este mono?.
- Ah, mire lo que hace.
El camarero saca un bate de béisbol y le pega una hostia en la cabeza al mono que lo tira de la barra.
- Pero qué hace, hombre, ¡que lo va a matar!.
- Que no, mire...
Entonces el mono se levanta, se sube a la barra, le baja la bragueta al camarero y le hace una mamada.
- Coño, ¡esto es increíble!.
- ¿Le gustaría probar?.
- Vale, pero no me de muy fuerte con el bate.

Votar

Comentar

Compartir









Eran 2 amigos que salieron de juerga y a ver si ligaban. A uno se le daba bien pero al otro no y le dice: -Es que no se me ocurre nada, se me da mal. -Tú simplemente habla de cualquier tontería, cuéntale tus cosas... di lo primero que se te ocurra. En esto que le habla a una y empieza: -¿cómo te llamas? -Manola -Anda, como mis pajas.

Votar

Comentar

Compartir




Dos madres se encuentran en el rellano de la escalera y le dice una a la otra:
- ¿Qué tal tu hija?
- Uy de maravilla, después de hacer la entrevista para ese trabajo que te comenté la cogieron, en 2 semanas la han ascendido de administrativa a jefa de sección, el jefe le ha dado un coche de empresa y ahora le va a alquilar un apartamento cerca de la oficina para que tarde menos en llegar al trabajo. ¿Y la tuya?
- Pues la mía, igual de fulanilla que la tuya pero con menos suerte.

Votar

Comentar

Compartir


Un tío que estaba en un Pub y prueba suerte con una chica y tras hablar un rato con ella finalmente terminan en su casa.
Se pasan la noche hechando unos cuantos polvos, cuando la chica pregunta:
- ¿Entonces tu eres anestesista, verdad?
El tío muy sorprendido le dice:
-Anda, ¿cómo lo has sabido? Apenas hemos hablado nada, y de trabajo menos.
- Muy fácil, porque no he sentido nada de nada :)

Votar

Comentar

Compartir


Va un hombre al médico, y éste le dice:
- Me duelen los cojones.
Y el médico, abrumado, dice:
- Un poco de respeto, mejor diga que le duelen los concejales. Pero bueno, yo le recetaré una medicina para el dolor.
A los dos días vuelve al médico y este le dice:
- Oiga, ¿cómo van los concejales?.
Y con un suspiro de resignación dice el tío:
- Los concejales van bien, pero el alcalde no levanta cabeza.

Votar

Comentar

Compartir



Un granjero compra una ordeñadora para las vacas, y mientras está ordeñando una vaca, piensa que con el movimiento del ordeñador auomático podría hacerse unas buenas pajillas, así que se saca la picha por la bragueta y la mete en la chupadora de la ordeñadora. El tio se corre hasta seis veces, pero ya exausto intenta parar cuando se da cuenta que no puede sacar la picha. Super nervioso saca el móvil, y llama al servicio técnico para preguntar cómo demonios se para la ordeñadora. El del servicio técnico le contesta:
- Tranquilo, a los 25 litros se para sola.

Votar

Comentar

Compartir