Poesías


En segura pobreza vive Eumelo
Con dulce libertad, y le mantienen
Las simples aves, que engañadas vienen
A los lazos y liga sin recelo.

Por mejor suerte no importuna al cielo,
Ni se muestra envidioso a la que tienen
Los que con ansia de subir sostienen
En flacas alas el incierto vuelo.

Muerte tras luengos años no le espanta,
Ni la recibe con indigna queja,
Mas con sosiego grato y faz amiga.

Al fin, muriendo con pobreza tanta,
Ricos juzga sus hijos, pues les deja
La libertad, las aves y la liga.

Votar

Comentar

Compartir



No me mueve, mi Dios, para quererte
El cielo que me tienes prometido,
Ni me mueve el infierno tan temido
Para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor; muéveme el verte
Clavado en una cruz y escarnecido;
Muéveme ver tu cuerpo tan herido;
Muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, al fin, tu amor, y en tal manera,
Que aunque no hubiera cielo, yo te amara.
Y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera;
Pues aunque lo que espero no esperara,
Lo mismo que te quiero te quisiera.

Votar

Comentar

Compartir









En segura pobreza vive Eumelo
Con dulce libertad, y le mantienen
Las simples aves, que engañadas vienen
A los lazos y liga sin recelo.


Por mejor suerte no importuna al cielo,
Ni se muestra envidioso a la que tienen
Los que con ansia de subir sostienen
En flacas alas el incierto vuelo.


Muerte tras luengos años no le espanta,
Ni la recibe con indigna queja,
Mas con sosiego grato y faz amiga.


Al fin, muriendo con pobreza tanta,
Ricos juzga sus hijos, pues les deja
La libertad, las aves y la liga.

Votar

Comentar

Compartir




Una flor lleve a tu casa
la dejaste marchitar
tu que crees que yo no pienso
que me dejaste de amar

cuantas veces te dije
que mi amor por ti es cinsero
pero a ti ya no te importa
como
esa
flor me muero

porfa demen un like.

Votar

Comentar

Compartir



El otro dia me encontré a una elfa y el numero le pedí, pero en el camino de vuelta a casa como un tonto lo perdí. Al dia siguiente volví al mismo bar pero lo sorprendente es que ya tuviese a otro pretendiente. Como me puse triste me empece a gansear con mi amiga Manuela hasta morir en paz.

Like si te gustó y si no es así comeme la verga.

Votar

Comentar

Compartir



Quizás te diga un día, que dejé
de quererte, aunque siga
queriéndote más allá de la
muerte ;y acaso no comprendas
en esta despedida, que, aunque
el amor nos une,
nos separa la vida.
Quizás te diga un día que se
me fue el amor,
y cerraré los ojos para amarte
mejor, porque el amor nos
ciega, pero vivos o muertos,
nuestros ojos cerrados, ven
mejor que estando abiertos.
Quizás te diga un día, que
dejé de quererte, aunque siga
queriéndote más allá de la
muerte; y acaso no
comprendas en esa
despedida, que nos
quedamos juntos
para toda la vida.
Dame un corazón si te gusto...; )

Votar

Comentar

Compartir









En un puerto del caribe
El arrecife marino nos acompaña
Nuestras almas envejecen
Su fragilidad es notoria.
Me escondo detrás de los faroles
En un lugar donde las estrellas azules
Dejan de alumbrar
Inmensa galaxia
Por donde comenzar.

Las distancias se alejan
Perpendicular y sonora
De tu rostro mujer hermosa
Salen parpados brillantes
Escondidos entre las sombras,

Votar

Comentar

Compartir


Veo tus ojos en el recreo y pienso en si me conoces o no y la duda se apodera de mi hasta el timbrazo que me libera del yugo agotador que representa tu mirar, pero llega el timbrazo de salida al que huyo asta que tu me ayas me toca la retirada en tu compañía.

Votar

Comentar

Compartir




Unos dicen que el mundo sucubira en el Hielo otros que en el Fuego por lo que podido comprobar estoy con los que apuestan por el Fuego pero si existieran dos oportunidades estoy segura que el Hielo es lo suficientemente poderoso como para también lograrlo.

Votar

Comentar

Compartir