| hace hace 8 años | 12 comentarios | Cuentos Infantiles

Piolin era muy pobre y no crei en santa, un dia le dijo a su amiga y ella le menciono que si existia y que tenia q poner un arbol de navidad, pero Piolin era tan poble que no puso si no que lo pinto y al dia siguiente vio como tenia una covija y una pelota de futbol desde entonces piolin cree en Santa

2
ENVIAR UNO

Cometarios de otros usuarios:

22 de Marzo del 2011 Tiene q ser un poco mass largo
23 de Agosto del 2011 N0o hay kuentos de piolin y yo los kiero para mis tareas
pero n00o hay
23 de Noviembre del 2011 Io pienzo q es una super caricatura x q no hay nada mejor q eso
01 de Agosto del 2012 Tendria que ser mas largo. porque no haces un cuento de verdad
01 de Agosto del 2012

pogas mas


 

12 de Septiembre del 2012

 


mas  largo paragrandes :)

11 de Enero del 2013 Mas largo x fa
17 de Junio del 2013

no hay cuentossssz para mi tareaaa hsdvxbcdsjchsdbs no puede ser


 

18 de Mayo del 2016 Puede ser mas largo es que es muy poquito para los grandes
03 de Noviembre del 2016 Que piche cuento corto
14 de Febrero del 2017 Que cuento tan mas chico ni se parece cuento
14 de Marzo del 2017 Apesta

¿Quieres escribir tu comentario?

Nombre*
Opinión *

Otros parecidos:

Habia una bez un pollito llamado pepe un dia por la tarde decibio ir al bosque que alli se encontro una obeja llamada shun.

El pollo decibio jugar al escondite con su amiga pero pepe penso solo somos dos personas fueron a buscar a circulito era un erizo luego a girafi que era una girafa y se fueron todos a esconder pepe conto luego encontro circulito luego a girafi se hizo tarde bino su madre gallina yse fueron a cenar lombrinces

0
ENVIAR UNO COMENTAR

Año 1982. Alicia y Sara eran dos chicas, ambas de 15 años, e íntimas amigas
desde la más tierna infancia. Vivían en el mismo barrio, estudiaban en el mismo
instituto, iban a la misma clase... en fin, eran inseparables. Sin embargo, tenían
caracteres muy diferentes. Alicia era alegre y extrovertida, mientras que Sara era
muy tímida y callada.

Cierto día, Sara le propuso a Alicia:

- ¿Por qué no hacemos un juramento de sangre?

- ¿Qué?

- Mira, por si algún día perdemos el contacto, juramos que la que muera antes de
nosotras dos, irá a avisar a la otra.

- Qué tontería, Sara, nosotras siempre estaremos juntas.

Ante la insistencia de Sara, y entre asombrada y divertida, Alicia al final aceptó
la propuesta. Ambas se practicaron un corte con una navaja en el dedo índice de la
mano derecha, y sellaron el pacto a la ..

38
ENVIAR UNO COMENTAR