DEJATE INSPIRAR

DEJATE INSPIRAR

DEJATE INSPIRAR

DEJATE INSPIRAR

Este verano te esperan frutas con bañadores brasileños, elefantes  comiendo snakcs mientras bailan la conga y un barco lleno de mujeres dispuestas a devorar a un sólo hombre, ¿alguien se apunta?


 


El problema de la falta de creatividad en el diseño, tristemente viene motivada en una gran mayoría de casos por el cliente, que lejos de dejarse asesorar en temas de imagen visual, hace de su marcas una copia de su competencia más cercana, por seguridad.


 


El miedo a como se percibirá dicha creatividad por sus clientes, que pensará su maldita competencia, y a hacer el ridículo, hace que las marcas sean inseguras, inestables e ineficaces. Resulta muy frustrante para algunos diseñadores, que la creatividad que tanto te reclaman y tratan de infundirte y enseñarte cuando aprendes esta profesión, se vaya al traste simplemente porque un cliente no se atreve o no ve esa imagen para su empresa. Y es que, en exceso, el cuidado de la imagen y la no intromisión de nuevas técnicas novedosas a nuestras marcas, simplemente hace estas que queden anticuadas, inoperativas, ineficientes y que pasen totalmente desapercibidas en el mercado.


 


Los diseñadores, como especialistas en su profesión, en todo momento realizan estudios y  pruebas para ver en qué medida pueden renovar una marca, en caso de que sea necesario, y buscan qué elementos de diseño pueden beneficiar a la marca, para que consiga objetivos de marketing tan básicos como notoriedad, fidelización de nuevos clientes, atracción de nuevos mercados, etc.


 


Para renovar una marca, ya no basta sólo con crear una cuenta en Facebook, un blog o una cuenta de Twitter (que ya es todo un progreso). Lo que reivindicamos los diseñadores cómo cualquier otro empleado en su área de trabajo, es que los clientes se dejen aconsejar por los profesionales de dicha actividad para que sus marcas no sufran las consecuencias de una mala gestión de su imagen. Los gustos son subjetivos, de eso somos plenamente conscientes, pero no se trata tanto de cambiar el gusto de un cliente como de mejorar los que ya tiene en base a su criterio,  optimizar, perfeccionar o añadir gotitas de creatividad para que lo que al cliente le gusta pueda cambiarse positivamente a favor de su marca y lo que no le gusta, pueda cambiarse y parecer maravilloso. Al fin y al cabo, saber utilizar photoshop es algo que todo el mundo hoy día puede hacer, sin embargo crear imagen de marca y estar al día de todos los pormenores y novedades de las tecnologías aplicadas a la imagen? es solo compromiso de unos pocos. Déjese asesorar y vea como consigue esa diferenciación que tanto anhela.

Sobre el autor

Admin

Hola! me llamo Sergio Romero, trabajo en una consultoría estratégica de marketing online, llamada Cerotec Estudios. Llevo más de 12 años dedicados al mundo de internet, al SEO, SEM y SMM. Además me encanta programar.

Deja un comentario


Habla con uno de nuestros asesores

Asesor comercial Javier Romero

¡Hola! soy Javier Romero, asesor comercial con 12 años de experiencia. Te ayudaré y haremos crecer tu negocio. Presupuesto sin compromiso.