Buscando Ana la ananciana

Había una vez un perrito lindito blanquito que se llamaba Pajuera
Un día, su dueño le dice:
-Pa´ Dentro, Pajuera!!

El pobre perro, de tanta confusión, explotó.
:))



-Yo en la vida, yo en mate, gracias por leerme. ahora, ya ríete we.
Bai, al queso

Votar

Comentar

Compartir