Buscando Victoria





A veces llega la tristeza. Trae
las alas suaves de conformidades,
los ojos bajos y la piel desnuda,
y parece tan fácil entregarse,
despojarse, poner bajo sus plantas
el reino, los poderes y las armas,
el amor sobre todo, y esos últimos
retales que nos quedan de alegría.
A veces gana la tristeza; entonces,
qué lujo de matices su victoria,
qué fasto de sus grises y sus pardos
ocupándolo todo.
Buenos días,
-he de decir-, tristeza, aquí me tienes.
DAME MI CORAZÓN O VENDRÁ TRISTEZA y me hará llorar jajaja... ; )

Votar

Comentar

Compartir

























Mi gato parecia
vago pero
un dia
se fue de viaje por el mundo

fue por francia
estados unidos
rusia y muchos paises más
y vovió con muchos recuerdos

viajó en
barco
en tren
y en avión

pero
lo mejor
largo viaje
fué cuando volvió y me contó sobre sus dias de gato viajero

Votar

Comentar

Compartir