Había un señor llamado curro y un día un chino vino a su vecindario a vivir\nComo ustedes saben los chinos no pronuncian la r, en vez pronuncian la l.\nUn día el chino sale de su casa y el señor curo también y el chino cuando lo saluda le dice:\n-Buen día, señor culo\nY el señor curo se dijo a sí mismo\n-Fue un accidente luego se va a dar cuenta\nEsto paso día tras día y el señor curo se cansó y se compró dos perros pastores alemanes. Un día el chino y el señor curo salieron de sus casas y el chino cuando iba a saludarlo el señor curo soltó los perros y el chino rápidamente sacó un cuchillo del bolsillo y el señor curo preocupado por la Salud de sus perros los llamó; chiflo y los peros se metieron para adentro de la casa.\nEsto paso día tras día y el chino se cansó y fue a denunciarlo...Fue al juzgado entró y le dijo al juez\n-Buen día señol juez\nY el juez respondió\n-Buen día, en que puedo ayudarle\nY el chino va y le dice: \n-vengo a hacel una denuncia\nEl juez pregunta:\n-Que denuncia?\nY el chino responde:\n- es que es culo Silva y los pelos se me meten pala adentlo.

Votar

Comentar

Compartir


¿Quieres escribir tu comentario?

Nombre*
Opinión *

Chistes verdes Relacionados



Había una vez un novato que estaba practicando para ser cura y un día lo llamaron para confesarse con su obispo una vez en el confesionario empieza a confesarse :\nO: Ave María Purísima\nC:Sin pecado concebida \nO: Dime hijo pues sus pecados \nC:En cuanto al voto de pobreza he donado mi ropa a los pobres y me visto con un hábito lleno de agujeros y mis zapatillas también \nO: Muy bien hijo \nC : En cuanto al voto de obediencia hago lo que cualquier otro cura me diga sin pensarlo o dudarlo en ningún momento\nO: Excelente hijo mío \nC: Sin embargo en esta semana me he acostado con 37 mujeres \nEl obispo con los ojos fuera de órbita y desubicado le pregunta :\nO:¿ Pero ..... hi...jo mío ....y el voto de .\n..castidad ?\nC: Ah ¿ Pero no era el voto de cantidad? \n\n\nLike si te reiste .

Votar

Comentar

Compartir